AMS - Centro Médico del Ejercicio

Blog

20 años después de un esguince cervical (whiplash)

“Tengo un esguince cervical y en la resonancia aparece una protrusión discal, por eso me duele el cuello”, “esta discopatía cervical la ha causado mi accidente de tráfico, por lo que mi dolor va a ser crónico porque no se va a quitar este daño vertebral” … Son conversaciones que se tienen a menudo cuando tratas con pacientes aquejados de un whiplash. Pues ahora ya tenemos una respuesta certera que les debe de gustar a nuestros pacientes.

Los desordenes asociados al esguince cervical (Whiplash asscociated disorder, WAD) se definieron por la Quebec Task Force en 1995 como unas manifestaciones clínicas variadas causadas por un mecanismo de transferencia de energía de aceleración-desaceleración hacia el cuello como resultado de un impacto de un vehículo desde atrás o un lado. Estos síntomas son diversos e incluyen dolor de cuello, rigidez de cuello, disminución del rango de movimiento de cuello, signos neurológicos, tinnitus, mareos, vértigos, sordera, cefaleas y otros. Algunos estudios clínicos y biomecánicos han indicado que el impacto mecánico en un a lesión de whiplash al cuello podrían causar daño estructural en los tejidos blandos de la columna cervical, como los ligamentos, músculos o discos intervertebrales.

Sin embargo, hay estudios que han establecido que los cambios y los daños estructurales vistos en resonancia magnética en pacientes con whiplash están en la misma proporción que en individuos sanos o asintomáticos; dando a entender que los cambios observados en los pacientes reflejan el envejecimiento fisiológico y normal de la columna cervical, más que ser un daño patológico producido por el accidente. Además, en estudios de seguimiento a 10 años, se ha observado que la progresión de cambios estructurales en los pacientes que sufrieron un esguince es la normal, igual que en aquellos individuos sanos.

Ahora, el equipo de Daimon et al., ha publicado un estudio de seguimiento, en la Journal of Orthopaedic Science, a pacientes que sufrieron un whiplash hace 20 años. Han descubierto que el 95% de los pacientes presenta una progresión de sus cambios estructurales degenerativos. Sin embargo, esta progresión no se relaciona con los cambios en síntomas, indicando que los cambios degenerativos vistos en resonancia magnética reflejan el proceso de envejecimiento fisiológico en vez de una secuela postraumática.

Es decir, que sabemos que a los 10, 15, 20 años de tener un accidente y un whiplash, el paciente tendrá cambios estructurales si se hacen una resonancia magnética, pero no tiene porque tener dolor (o este dolor no tiene porque ser causado por este cambio estructural). Esto es normal, y así lo explicaremos a nuestros pacientes del Centro Médico del Ejercicio AMS.

Carlos L. Cano Herrera.

Responsable del Área de Fisioterapia del Centro Médico del Ejercicio AMS.

noticias relacionadas

AMS Carpena reinicia sus servicios el martes 5 de mayo

El Centro Médico del Ejercicio AMS Carpena reiniciará sus servicios el martes 5 de mayo. El reinicio de los servicios será progresivo y se tomarán todas las medidas de seguridad e higienización para garantizar la seguridad y la salud de todos nuestros pacientes y trabajadores. Queremos dejar claro que será un servicio responsable, por lo […]

Saber más

AMS cierra temporalmente

Estimados pacientes / clientes: Como acto de responsabilidad con todos vosotros, nuestro equipo de profesionales y hacia la población en general, lamentamos informaros de que el Centro Médico del Ejercicio AMS suspende nuestros tratamientos de fisioterapia, programas de ejercicio, consultas médicas, nutricionales y de logopedia temporalmente. Esta dura decisión tiene como objetivo ayudar en la […]

Saber más